EL CALENDARIO SAGRADO MAYA TZOLKIN REVOLUCIONADO

EL CALENDARIO SAGRADO MAYA TZOLKIN

REVOLUCIONADO


Desde el Gran Espíritu Hunab-Kú, “el dador del movimiento y la medida”, recibimos constantemente el flujo de la fuerza creadora y renovadora que nos permite cerrar ciclos y abrirnos a las nuevas posibilidades. Sin lugar a dudas, hemos sido testigos de un fenómeno trascendental en el cambio del tiempo, ahora nos queda ser seres permeables a la inyección de luz que nos ha ofrecido el corazón de la galaxia, acogiéndolo con alegría y gran aceptación, y así ser testigos de que nuestra vida, junto con todas sus circunstancias, se eleva a una dimensión donde entra en un nuevo orden, pleno de armonía, lleno de felicidad, con salud y bienestar; desde donde seremos capaces de manifestar una la grandeza del espíritu.

Fue la confluencia de tres fenómenos que marcaron un profundo cambio en el devenir del tiempo:

1) El fin de la Cuenta Larga Maya, asociado al fin de un ciclo galáctico, marcado por la máxima cercanía entre el Sol y el centro de la galaxia.

2) La Alineación Galáctica, que significa que el Sol está exactamente sobre el Ecuador Galáctico en línea recta al centro de la galaxia y recibiendo directamente sus rayos.

3) La inclinación que tiene la Tierra en el solsticio de invierno en dirección al centro de la galaxia.

Todo junto, generó la máxima entrada de rayos galácticos que son posibles cada 25,625 años, inaugurando así un nuevo ciclo galáctico.

La extraordinaria entrada de energía que penetró el 21:12:12 generó un Proceso de Plegado en el Tiempo, compactando la energía de dos kines dentro de 24 horas. Podemos hacer una analogía con respecto a un resorte que recibe una descarga de energía que lo compacta o pliega.

Según el devenir del tiempo, como venía progresando, el 21 de diciembre, a partir de las 0 horas, entró la frecuencia vibratoria del kin 207, asociado al 12 Manik (mano). El 12 tiene un profundo simbolismo dentro de la numerología maya, señala el punto máximo de aprendizaje dentro de un tiempo y espacio determinado. El glifo Manik es el intercambio de dar y recibir, que nos enlaza a todos los seres bajo un mismo propósito; y el propósito central fue la sanación de la Madre Tierra y generar todos juntos un espacio magnético receptivo de los rayos Crísticos-Dorados provenientes del centro galáctico, que inaugura gloriosamente la Edad Dorada de la humanidad.

A partir de las 12 del día, entró la frecuencia vibratoria del kin 208, asociado al 13 Lamat (estrella). El 13 es el número más sagrado en la numerología maya, está asociado con la revelación espiritual, lo que es eterno, con la comunión con lo divino. En el 13 se establece la consciencia espiritual para trascender en el tiempo y el espacio y elevarse a la esfera de lo sublime. Es la disolución de lo perecedero e individualista para fundirse en la inmensidad del Gran Espíritu, que nos hace UNO con TODO.

Acompañados con las cualidades del glifo Lamat, se pudo alcanzar la armonía y la belleza que nos contacta con la luz de nuestro ser interior y nos permite reconocernos como seres radiantes, estrellas fulgurantes, auténticos seres de luz. En las últimas horas de este glorioso día, la liberación espiritual se realizó a reconocer todo nuestro poder de luz que por fin había sido liberado a través de arduos procesos a lo largo de miles de años. Fue un glorioso cierre para un gran tiempo “de aprendizaje”.

La fuerza de compresión de la vibración del tiempo que se experimentó el 21:12:12 que abrió el Gran Resorte del Tiempo. La analogía con el resorte nos da mucho entendimiento: el resorte, al ejercer una fuerza, se comprime, pero una vez que la fuerza es liberada, el resorte se expande con mayor amplitud. Esa expansión le permitió al tiempo dar un salto cuántico e instaurarse en un nuevo circuito con una vibración superior.

A partir del 22:12:12 se inicia una nueva cuenta dentro del Calendario Sagrado Maya, con el kin 209, asociado al 1 Muluc. El 1 significa el comienzo, el inicio, el tomar la fuerza renovadora para comenzar un nuevo ciclo. El 1 está marcando en esta ocasión que estamos comenzando una nueva cuenta, que estamos iniciándonos en un espiral del tiempo, el punto de arranque de una Nueva Era.

Comenzamos con un sello rojo porque el fuego es la energía propulsora, que ofrece con su combustión el impulso de inicio. El glifo Muluc nos habla de la purificación que estamos emprendiendo, sobre todo a nivel emocional, donde antiguamente se instauró la limitación; en el Nuevo Tiempo, la pureza con respecto a nuestros sentimientos y emociones traerá una claridad al ser de luz que llevamos dentro.

El mensaje es que para estar ubicados en la vibración del Nuevo Tiempo, es una condición indispensable renacer purificados, limpios y sanados de toda emoción limitante que alguna vez experimentamos.

Los Cargadores del Tiempo son los 4 glifos del Tzolkin que se repiten consecutivamente en el inicio de cada Año Nuevo Maya. Estos cargadores impregnan con sus cualidades esenciales al ciclo de 365 días, o ciclo Solar, que está representado por el Calendario HAAB. Los atributos emanados de estos 4 glifos que sostienen el tiempo van a repetirse al N’Tiempo, es decir, ininterrumpidamente hasta que sucede un cambio hacia una nueva espiral en la Cuenta del Tiempo; produciéndose así una transformación en la energía cíclica que sostiene cada año.

Los antiguos cargadores del Tiempo fueron los glifos Kan, Muluc, Ix, Cauac. Esta secuencia nos tenía sumergidos en un ciclo donde tenemos que enfrentar los retos de la existencia, trabajando con nuestras emociones y sus debilidades como un elemento recurrente de boicot en nuestras vidas; tomando en cuenta los elementos de la naturaleza para poder alcanzar un nivel de maestría sobre la Tierra, para finalmente, lo que no se aprendió por la “buena”, aparecían los golpes de la vida para enseñarnos por la vía dura de la confrontación, las rupturas y la muerte.

Con la llegada del Nuevo Tiempo y de las infinitas bendiciones de los Rayos Crísticos-Galácticos, nos abrimos felizmente a recibir los Nuevos Cargadores del Tiempo: CHICCHAN, OC, MEN y AHAU.

Iniciamos el Nuevo Ciclo Galáctico con el cargador CHICCHAN, quien nos ofrece la poderosa fuerza vital del Fuego Sagrado para mantenernos plenos de salud y vida. Nos da la suprema enseñanza de mantener la mente fría, y las emociones en calma; de esta manera, estaremos mejor centrados en la Comprensión Superior, desde donde manejamos nuestra existencia con mayor eficiencia, productividad, claridad y destreza.

El siguiente nuevo cargador es el OC. Que es un glifo que nos recuerda la auténtica capacidad de amar; que sólo podemos ofrecer cuando nos estamos amando a nosotros mismos y estamos recibiendo el flujo del amor ilimitado del Gran Espíritu. El amor verdadero es aquél que nos hace fuertes, libres y felices. Porque está basado en la sensación de completitud que llevamos dentro.

El nuevo cargador MEN, nos abre la visión para poder integrar los diferentes puntos de vista dentro de una síntesis creativa y renovadora que nos permite ser influyentes, tolerantes y respetuosos de los demás, y que permite una convivencia pacífica entre todos los seres, y por lo tanto, el advenimiento de una auténtica era de Paz.

El cuarto y último cargador es el AHAU, glifo que corona la Rueda de Sabiduría Maya; es la sima de lo que cada ser ES. Es la asunción a la gloriosa presencia de nuestro ser verdadero; es el sacerdote solar que ha restituido plenamente su cuerpo de luz, y se manifiesta como un Cristo Radiante.

El 20:13 es un número de extraordinario poder en el Tzlokin Maya, porque expresa el renacimiento en una octava superior, donde todo el Campo Unificado ha sido elevado a una esfera superior. De esta manera, el 2013 es un año que marca el nacimiento del primer sol que inaugura el Nuevo Ciclo Galáctico.

En este precioso año, irán descendiendo los campos vibratorios que inocularon los poderosos Rayos Galácticos en la Tierra y en cada uno de los seres.

En el Año Nuevo Maya, el 26 de julio del 2013, se presenta el primer nuevo cargador del tiempo; en el kin 163, asociado en el Calendario Sagrado Maya Revolucionado a un 9 CHICCHAN.

Cuando descienden las cualidades superiores revolucionadas del CHICCHAN, es entonces cuando se ancla definitivamente el Nuevo Tiempo Galáctico sobre la Tierra; constituye la consolidación de los códigos trascendentales del Nuevo Tiempo en el mundo.

El numeral 9 significa que estamos comenzando un nuevo ciclo en el tiempo, donde impera la expansión de las capacidades superiores; mostrando la auténtica maestría que irradia nuestro Ser Superior. Ahora somos guiados por nuestra propia consciencia que en conexión con la presencia divina, nos marca el correcto pensar, decir y actuar. El CHICCHAN confiere la habilidad de ser entidades triunfantes sobre la Tierra; revestidos con una inteligencia clara, una mente serena, seremos capaces de resolver todas las situaciones o asuntos de nuestro medio ambiente, de manera eficaz, pronta y positiva.

Hasta antes del 21:12:12, decíamos que a través del Calendario Sagrado podíamos reconocer cuál era el aprendizaje de nuestra alma para esta encarnación. Este proceso de aprendizaje está asociado a la antigua concepción donde las limitaciones del ego imperaban, donde nos sentíamos carentes de cualidades, virtudes o destrezas, y se tenía la necesidad de solventar estos vacíos a través de ir adquiriéndolos en un proceso penoso de aprendizaje.

Ahora sabemos que la palabra aprendizaje nos coloca inconscientemente en una posición limitada y carente, donde la persona está afirmando inconscientemente que no ha logrado o alcanzado algo, convirtiéndose esto en un auténtico boicot a nuestra superación personal.

Con respecto al Calendario Maya Revolucionado, ahora le quitaremos cualquier esquema que tenga que relacionarse con la palabra aprender.

En el Nuevo Tiempo, donde se instauran los valores del SER, los códigos emanados del Calendario Sagrado servirán para hacernos reconocer nuestras capacidades superiores y traerlas al presente, diciendo, por ejemplo: “Yo soy un ser de amor, yo soy un ser lleno de paz que actúa desde la reflexión, etc.”.

La humanidad en su conjunto vivirá paulatinamente una poderosa metamorfosis, cuyo objetivo final es el de manifestar plenamente al ser superior y divino que Dios creó, y que cada ser humano lleva como un potencial de luz que en este nuevo tiempo emergerá con total fuerza y claridad. Y a partir del florecimiento del ser, se logre consolidar nuevas estructuras sociales, familiares entre las naciones y del mundo hacia el universo entero.

Todos los que nacimos antes del 20:12:12, tenemos como punto de referencia para sacar nuestro kin de nacimiento el glifo y el numeral asociados al día de nacimiento en el Antiguo Calendario Tzolkin.

El kin de nacimiento es una influencia energética que recibe el alma en el momento del nacimiento; es una especie de escaneo con las cualidades, atributos y campos de vibración generados por el glifo presente en ese día. Enseñaba cuál era el aprendizaje que había aceptado el alma para ser asimilado a lo largo de esta vida.

Sin embargo, aunque la influencia del kin de nacimiento en el calendario pasado siga presente, se ha modificado drásticamente la manera en que lo asimilamos.

En el Nuevo Tiempo, las cualidades sublimes de cada glifo y numeral se expresan en el presente con una poderosa carga de fuerza que nos hace manifestar una mayor grandeza, integridad, soberanía y esplendor divino.

Por ejemplo, en el pasado, en un kin de nacimiento 13 Ahau decíamos “que el alma venía a aprender a liberarse espiritualmente, recordando que es una esencia solar, un ser divino”. En el Nuevo Tiempo decimos “Yo soy un ser de luz, que se expande a través de todas las multidimensiones con todas sus cualidades divinas presentes”; esto constituye un acto de afirmación en el presente, donde se asume el poder del espíritu como algo vigente y reinante, ahora.

La lectura de las cualidades ha experimentado un cambio trascendental: ha pasado de la carencia a la plenitud, del aprendizaje a la realización, de la debilidad a la grandeza, de la pequeñez a la grandeza; con lo que ha solventado toda limitación y se ha anclado en el poder superior donde todo Ser es totalmente libre, pleno, abundante, amoroso y feliz.

Todos los seres nacidos del 20:12:12 para atrás se regirán por el kin de nacimiento con el antiguo cálculo calendárico. Al igual que todos los que hayan cumplido 52 años antes de esta misma fecha. Se requerirá seguir trabajando con el numeral y glifo del día de nacimiento, pero siempre recodificándolo con el significado del Nuevo Tiempo.

En el cumpleaños de cada persona durante el 2013, específicamente después del 22 de diciembre del 2012, irá entrando la energía del nuevo tiempo en cada individuo.

En el primer cumpleaños del Nuevo Tiempo descenderán, de manera más clara y contundente, los campos vibratorios, los códigos de luz y las esferas superiores a cada persona, porque a partir de su cumpleaños se inicia de manera personal el Nuevo Ciclo Galáctico.

Aclaro que es a nivel personal porque cada individuo es un epicentro del universo. Cada ser es un dios creador en acción, y el día de su cumpleaños es un retorno solar al día de su nacimiento. Por lo tanto, el sol, que es el que otorga la fuerza de irradiación, estampa en el campo vibratorio del individuo, las cualidades del Nuevo Tiempo.

El retorno solar anual (cumpleaños) escanea en la persona las cualidades y dones que le confiere el kin que ese día se activa. Desde el 2013, este kin emite una concepción superior donde tomamos posesión completa, veraz y auténtica de nuestro Ser Trascendental. El kin del cumpleaños tiene la vigencia de un ciclo solar de 365 días, por lo que constituye un mensaje de las cualidades a asimilar durante ese periodo de tiempo.

A partir del 22:12:12, utilizaremos una nueva tabla de cálculo para sacar el kin en el Calendario Maya Revolucionado. Enfatizamos que las cualidades se asumen siempre en afirmativo, en presente y desde la aceptación de nuestras cualidades más sublimes.

Tu propio Kin Revolucionado asociado a tu día de cumpleaños solo puede integrarse completamente cuando se cumple un ciclo de 52 años (52 años, 104 años, etc.), ya que es entonces cuando los relojes calendáricos del Calendario Civil HAAB y el Calendario Sagrado TZOLKIN se vuelven a sincronizar y el sol puede imantar con su soberana presencia tu glifo de nacimiento, pero ahora revolucionado. Nosotros iremos progresando en nuestras propias espirales evolutivas hasta alcanzar nuestro propio KIN en el Nuevo Calculo Calendárico.

Sin embargo, el trabajar con el Kin Revolucionado desde ahora es excelente y fundamental porque nos permite orientar nuestro objetivo de vida hacia donde tenemos que ir como individuos en el Nuevo Tiempo. Es la luz de un faro que nos guía, por lo tanto es muy importante ir asimilando qué cualidades tiene tu KIN de nacimiento dentro del Calendario Revolucionado como un objetivo a integrar o asimilar, tanto a nivel energético-emocional-mental; y que este nuevo Kin, en una escalada superior, te permite acceder de una manera más clara y contundente a tu SER SUPERIOR. Ya que desde ahora, junto con el Calendario Sagrado Revolucionado, hemos también cambiado nuestra familia de Kines (circuito de 4 kines que se repite el día de nuestro cumpleaños); al entrar en el calendario revolucionado automáticamente cambiamos de familia de Kines, generando inmediatamente una revolución en nuestra existencia, en sintonía con la elevación en las espirales del tiempo planetarias.

Los que cumplan 52 años a partir del 22 de diciembre del 2012 adoptarán el kin Revolucionado como su nuevo glifo de nacimiento, o mejor dicho, RENACIMIENTO.

Al cumplir los 52 años dentro del Calendario Maya Revolucionado es la total recepción de la nueva energía, que impulsa al ser a liberar completamente su potencial creativo a desplegar sus cualidades superiores.

Para saber tu Kin Revolucionado solo tienes que sumarle un numeral y un glifo a tu Kin de Nacimiento del antiguo tiempo. Si no sabes cuál es tu Kin de Nacimiento y/o te gustaría saber tu Kin Revolucionado, en nuestro Facebook se saca de manera gratuita todos los miércoles de 9am a 1pm, hora centro de México: www.facebook.com/sabiduriamaya

Para las personas que tuvieron la dicha de nacer el 21:12:12, la manera de calcular su kin de nacimiento es preguntando la hora específica en que nacieron. Los nacidos en las primeras 12 horas de este día, les corresponde el sello 12 Manik; por supuesto, utilizando el concepto revolucionado de este sello. Los que nacieron en la segunda mitad del día, a partir de las 12 del medio día, les corresponde el sello 13 Lamat.

Los preciosos seres que nacieron este día, tendrán una poderosa irradiación de luz que los acompañará toda su vida, pues son los seres con los que se cerró el Gran Ciclo Galáctico, quienes, con su llegada a la Tierra, se reintegró el gran potencial de luz que estableció la victoria de toda la grandeza, la belleza y el esplendor.